Historias de violencia

El cine está encargado de la representación de muchas historias, algunas más fantásticas que otras, algunas más interesantes que las primeras, pero todas con un fin y una moraleja. Una de las películas que crean más controversia en el cine son las que se inspiran en la violencia, y existen muchas de estas películas.

Para mí, si una película se trata de un secuestro, de un asesinato o de racismo, es una película inspirada en la violencia, y aunque su tratamiento pueda ser muy crudo, siempre deja algún tipo de moraleja, de aprendizaje, aunque si me cuesta creer que ciertas cosas pasan como se describen allí.

Sabemos que el cine no es muy bueno para mantener la realidad en las películas, siempre vemos un toque de híper realismo para que sea interesante; en las historias de violencia se nota en la seguridad. Para mí siempre va a ser un fallo que las puertas se abran con tanta facilidad en las películas, es como si no existieran buenos cerrajeros 24h palleja.

Ni cerrajeros 24h palau plegamans  ni buenos profesionales de la seguridad en general, pues lo raptos, los allanamientos, los hurtos y todo lo que sea por el estilo, parece demasiado sencillo de lograr, por lo menos así yo lo veo.

Y no tiene de malo que esto sea así, como dije, se trata de hacer más atractiva la secuencia de la historia, pero sin dudas eso deja en la mentes de mucho la posibilidad de logra lo mismo. Es lógico pensar que si en las películas parece sencillo, en la vida real también lo puede ser; debemos dar gracia de que los sistemas son más eficientes en la vida real.

Las historia de violencia, aun y cuando hayamos encontrado ese punto en común, no son todas iguales, la violencia puede nacer y expresarse de muchas maneras distintas. Por ejemplo, no es lo mismo ver la violencia reflejada a través del racismo que la violencia en un asesinato; en una se tiene hacia lo psicológico y en la otra hacia lo físico.

El hecho de que sea un tipo de violencia y otra, no cambia la percepción de la acción, es decir, siempre va a ser violencia, y va a dejar sus secuelas en quien la imprime y quien la recibe.

Aun y cuando las historias de violencia nos sean del todo mis favoritas, no se puede negar que muchas veces es muy enriquecedor ve de que es capaz el ser humano y ese algo siempre queda impreso en el cine. Más que uno cerrase a la sociedad, está más consciente de los posibles daños que puede sufrí y se puede planificar preventivamente. Claro está, ya sociedad ha avanzado y mucha de la violencia más cruel ha sido eliminada, como el racismo, pero no cabe duda de que aún se presenta casos violentos que son muy interesantes de analizar.